domingo, 14 de noviembre de 2010

"El miedo, el miedo a las mentiras, el miedo a los cambios, el miedo a la soledad.
Los años transcurren y resulta díficil aceptar, que por miedo, las personas cambien.
El dolor no justifica ninguna acción pero un error siempre merece la posibilidad de ser escuchado.
A muchas personas he de decir; "gracias" y aunque a menudo me sienta solo, es díficil comprender dónde colocar el corazón, con el transcurso de los años la respuesta es más difícil".

1 comentario:

Stanley Kowalski dijo...

El miedo paraliza, pero hay que luchar contra él. Justamente para que con los años no se haga tan difícil tomar decisiones.

BESOTES HERMOSA Y BUEN DOMINGO!