lunes, 10 de mayo de 2010


Y es una sensación tan extraña...mientras un escalofrío te invade, tus pensamientos se disparan y se apoderan de tus sentidos. Por un momento y sin saber por qué tus ojos se enmascaran de lágrimas y cuando intentas calmarte sólo piensas en estar lejos hasta que todo pase y vuelvas a ser tú.