jueves, 18 de marzo de 2010


Y yo que no creía en los príncipes,
ni en los cuentos encantados,
ni en la luna, ni en las estrellas.
Yo que ya creía que el amor sólo existía en las fantasías,
que los sueños habían muerto,
y que nunca confiaría.

Y has llegado tú,
dándole luz a mi vida,
sentido a mis caricias
y dulzura a mis palabras.

Y tú,que te has vuelto como una droga,
creándome la más dulce adicción.

3 comentarios:

Stanley Kowalski dijo...

Que romántico! Me encanta!!! Es autobiográfico?? Si te está pasando esto me alegro muchísimo! Ya me contarás...

BESOTES, BUEN FINDE Y HASTA EL LUNES!

Martu dijo...

:) bonito, bonito
te mando correo
besitos

Anika dijo...

StanleY; jiji, si que me está pasando eso, si :D, cuando usted quiera le cuento! :D

Martu: te echo de menos!