miércoles, 31 de marzo de 2010


Y hay veces que la vida nos pega más de un susto y pone a prueba nuestras fuerzas,
una vez más ese angelito estaba sosteniéndote para que no te fueras, cuánto le tenemos que agradecer...creí que te perdía.

Hay segundos en los que me falta la energía pero me la devuelve el ver que te pones bien.

Lo único que me está levantando estos días es ver que me recogen tus brazos cuando más lo necesito y el escuchar vuestras voces sosteniéndome en la nada.

3 comentarios:

2151822951916 dijo...

Los ángeles salen en ayuda de los demás ángeles...y siempre que estén acudirán a ayudarse mutuamente porque no hay nada mas bonito que lo que recibir ayuda cuando se necesita...y que esas personas que te alegran el día estén ahí cuando de verdad las necesitas...

La sonrisa de Hiperión dijo...

Encantador blog el tuyo, un placer haberme pasado por tu espacio.

Saludos y un abrazo enorme.

Anika dijo...

La sonrisa de hiperión: muchas gracias! Y ESPERO SEGUIR VIENDOTE POR AQUI. me pasaré por tu blog. un besito