jueves, 11 de marzo de 2010

Uteros artificiales

"El Dr. Yoshinori Kuwabara, profesor de ginecología de la Universidad de Juntendo (Japón), y su grupo de colaboradores han desarrollado un útero artificial capaz de incubar fetos de cabra, aunque afirma que no será posible utilizarlo para salvar la vida de fetos humanos hasta dentro de unos diez años.
Sus investigaciones, indican que ha mantenido con vida a fetos de cabra durante más de tres semanas, hasta el final de su período de gestación, en un recipiente de plástico diseñado a tal efecto. Otros científicos de todo el mundo han conseguido mantener a fetos con vida fuera del útero materno durante varios días, pero pocos lo han lo logrado con úteros artificiales.
El diseñado por el Dr. Kuwabara consiste en un recipiente de plástico transparente lleno de líquido amniótico a temperatura corporal y conectado con una serie de dispositivos para las funciones vitales. El feto se encuentra sumergido en el recipiente donde se reemplaza el oxígeno y se limpia su sangre con una máquina de diálisis conectada a su cordón umbilical.
Sin embargo, algunos de los fetos de cabra sólo sobrevivieron un
os pocos días. El siguiente paso consiste en evaluar el desarrollo de los animales una vez han salido del útero artificial.
Indican que ha mantenido con vida a fetos de cabra durante más de tres semanas, hasta el final de su período de gestación, en un recipiente de plástico diseñado a tal efecto. Otros científicos de todo el mundo han conseguido mantener a fetos con vida fuera del útero materno durante varios días, pero pocos lo han lo logrado con úteros artificiales.
Su principal ventaja consistirá en la posibilidad de mantener con vida a los recién nacidos prematuros.
En diez años todos los niños serán escaneados al nacer para conocer su predisposición a sufrir enfermedades y desórdenes genéticos. “Hoy los niños de seis años de edad tienen una esperanza de vida de 120 años o más”. Pero, ¿cómo vivirá la generación de Darcy una vida tan larga? “Aunque tengamos la habilidad científica para ampliar la vida, la forma en que el cerebro haga frente a ese hecho es una cuestión muy diferente”. “La posibilidad de ser inmortales cambiará todos los contratos sociales”, “¿Querremos realmente estar casados con una sola persona más de un siglo?” “Somos una raza que está naturalmente diseñada para tener hijos a los diez y morir a los dieciocho o veinte, por ello la inmortalidad nos obligará a repensar nuestras estructuras sociales; no estamos preparados para vivir tanto”. Si los niños de hoy podrán vivir para siempre, ¿cómo estirarán los gobernantes los recursos para cubrir sus necesidades?. ¿Es, entonces, la inmortalidad la necesidad más acuciante para el ser humano?"

1 comentario:

Stanley Kowalski dijo...

Tema complicado y polémico. Pero no creo que la inmortalidad sea lo más preocupante para el ser humano.

BESOTES GUAPA Y BUENA SEMANA!