martes, 16 de febrero de 2010

Hoy es un día raro, la lluvia y el frío se apoderan del cielo,
me he despertado infinitas veces en la noche, luchando entre pesadillas,
miedos y gritos ahogados.

Empieza un nuevo cuatrimestre y el agobio se apodera de mí aunque no lo quiera,
nuevas asignaturas, nuevo horario, poco tiempo, mil cosas por hacer y... ¿cómo hacerlo todo bien? Supongo que todos los que estudiamos o trabajamos nos encontramos en esta tesitura muchas veces.

Odio hablar del curso, odio hablar de las expectativas que se derrumban, de cuando las cosas no salen como uno querría en cuanto a cuestiones de trabajo se refiere y por qué se ha retrasado todo, rememorando momentos que nunca hubiera querido vivir, es inevitable y automático.

A veces me siento como una tonta, ya es hora de remontar, el tiempo se acaba.

2 comentarios:

Stanley Kowalski dijo...

Anika, nada de decaer, vamos, arriba, arriba!! Son momentos por los que todos atravesamos, pero acordate que siempre sale el sol!!
Escuchá un poco de esa música heavy que tanto te gusta, y verás que la vida tiene más color!!!!!!!

BESOTES QUERIDA AMIGA!

Anika dijo...

gracias!!!!!!!!!! un comentario tuyo siempre me alegra, más con tanto cariño y ese acento argentino. es solo un agobio puntual, pasará. gracias! mil besicos