lunes, 25 de mayo de 2009

Curiosidades sobre Barcelona.


Crónica negra de una asesina en serie:

Los diarios de la época no daban abasto. Durante mucho tiempo la ciudad estuvo sacudida por el macabro descubrimiento de los crímenes de la asesina Enriqueta Martí, una mujer que secuestraba y mataba niños para elaborar ungüentos con partes de sus cuerpos. En los pisos de su propiedad se encontraron numerosos frascos con sangre, grasas humanas y huesos de criaturas. Su final fue rápido: después de su detención y encarcelamiento, fue linchada en el patio de la prisión de Amàlia.Lo más macabro de esta crónica negra barcelonesa, quizás, sea que el caso se hizo tan famoso que un industrial aprovechó el suceso para bautizar como Enriqueta un juguete de dudosa finalidad educativa. Incluso se escribió un libro sensacionalista con el relato de sus crímenes.

Los habitantes del Parque Güell:

¿Sabías que en el Parque Güell viven dos personas? ¡Son sus únicos habitantes! Martí Trias Domènech, un abogado de Sabadell, compró dos parcelas de la urbanización que impulsaba Eusebi Güell y construía Antoni Gaudí, lo que hoy conocemos como Parque Güell.Un siglo más tarde, los hermanos Vergés, que todavía conservan la escritura de compra del año 1902, continúan veraneando en la casa que levantó su abuelo, Martí Trias, una construcción modernista del arquitecto Juli Batllevell. De vez en cuando, sin embargo, se llevan algún susto cuando algún turista despistado entra en su casa para admirar lo que creen que es una más de las maravillas de Gaudí.

La serpiente ladronzuela:

Cuenta la leyenda que tiempo atrás un matrimonio de Can Tunis con un bebé tenía problemas para alimentarlo, porque la madre no tenía leche materna para darle, a lo que el médico no lograba encontrar una explicación. Finalmente, el marido se decidió a espiar la casa mientras todos dormían y descubrió que una serpiente chupaba la leche de la madre mientras le ponía la cola en la boca del bebé para que no llorara.

Muerto en la Torre de les Aigües:

El abuelo Gasull, que se había gastado su fortuna en la construcción de la Torre de les Aigües en el Poblenou, cerca del mar, se lanzó al vacío desde lo más alto de ésta tras comprobar que no servía para explotarla para el suministro de agua potable, ya que el agua que proporcionaba tenía gusto salado porque el agua del Besòs se mezclaba con la del mar.Lo que desgraciadamente no sabía el abuelo Gasull es que tiempo después, dos artistas, Ramon Calsina i Josep Maria Subirachs, la convertirían en un símbolo del Poblenou, un símbolo muy vigente en nuestros días.

5 comentarios:

Stanley Kowalski dijo...

Interesantísimas las curiosidades, supongo que ya pertenecen al imaginario popular.

Gracias Anika por visitarme, me alegra que te reiste, esa era la intención.

BESOTES DIOSA Y BUENA SEMANA!

Monotributo dijo...

¿Ves mi bola mimosona? Pon un poco de imaginación guapetona y vé mi bola. La tengo entre mis manos. Se que todos tus sentidos, mimosona, los tienes puestos en lo arrobador de mi mirada seductora, la masculinidad intensa que exhala mi viril postura, etc. etc. etc. (prefiero el etcétera a seguir describiendo mi perfección perfecta ya que mi natural modestia, proverbial humildad y austero recato me lo impiden). Mi bola está hecha de lágrimas derramadas por doncellas venusinas, suspiros de hetairas plutonianas y deseos ocultos de algún masita maraca de la Constelación de Orión al 6500 bis. La suma de esas líbidos insatisfechas que desfallecen por una mirada del Genio de Internet, el Máximo Común Denominador de la Perfección Estelar, la suma de dos catetos de inteligencia más una hipotenusa de dulzura, osease YO el gran MONOTRIBUTO, el Adonis de Plutón, se unen pese a ellas para hacer de mi bola ese oscuro objeto de deseo. La verás mimosona solo si la deseas. Y una vez que la veas ya nada será igual para tí. Tu mustio gladiolo, descuidado y falto de jardinero desde hace tanto tiempo, florecerá polenizado por el Dios del Amor, osease modestamente YO el gran MONOTRIBUTO, la modestia hecha ambiguedad sexual desbordante de testosterona. Cuando veas mi bola, verás tu futuro. YO te lo adivinaré. Traigo los conocimientos adquiridos en noches de estudio furtivos en los canales de Caronte, donde entregué mi cuerpo perfecto, sensual, atractivo, etc. etc., a la lascivia conscupicente de faunos mitológicos para que ellos me transmitieran conocimientos de civilizaciones anteriores al inicio del Universo, penetrando mis apetecibles redondeces con la lubricia de sus fálicos saberes. Aprendí así de esa manera tan orgásmicamente placentera y didáctica , a por ejemplo, cambiarle el cuerito a una canilla que gotea, ordenar a la luna que se esconda en noches nubladas o...adivinar el futuro. En realidad mimosona no solo lo adivino. También lo creo. YO la humildad llevada a extremos de pureza vergonzosa, soy el Supremo Hacedor de presente, futuro y pasado. El exquisito y masculinamente feminoide creador de la síntesis perfecta del tiempo expresada en esta frase: AYER HOY ERA MAÑANA. Te la regalo mi brutita consentida. Cuando veas mi bola, las lágrimas de felicidad humedecerán tus mejillas y todos tus labios, cuando digo todos, son todos... Tendrás el futuro, tu futuro en las manos del Adonis de Plutón. Eres una privilegiada, no es necesario que te posternes ni me beses los pieses. Con decir: le pertenezco mi Amo y Señor, es suficiente. Se que todas las mujeres son de mi propiedad. No necesito escriturar. No hay mejor boleto de compra-venta que el deseo ardiente que arde en sus carnes de ser poseidas por el Macho por antonomasia, el Rey del Repuesto, osease YO, el gran MONOTRIBUTO, un Dios que no se la cree de tan humilde y buena persona que es. Hasta pronto mimosona, mantén limpio tu gladiolo que uno nunca saben cuando lo visitarán.

Anika dijo...

Monotributo: Me he perdido a mitad del discurso, XD, como se nota que en tu mundo de "humildad" te aburres un rato, XD. Pero me he quedado con una curiosidad; ¿qué es tu bola? XD.
A pesar de que apareces y desapareces, veo que te sigues queriendo tanto como siempre, eso es bueno, quiérete, pero no tanto, porque te quitas encanto a tí mismo.
Un besito!

Rinko dijo...

Otra curiosidad sobre Barcelona es que hasta hace poco tiempo los catalanes no compraban neveras porque no creían que se apagase la luz al cerrar la puerta...

Carrera podrías hacer de gentes y trovadores del andamio. Después me llaman loco porque meo mis pertenencias, bendito Prozac tu eres entre todas las mujeres, Achús. Pincho y Corto.

PD: Necesitas un blog más grande que no te cabe tó!!

mon dijo...

Que curioso!!! Mas curioso tuvo que ser el discurso de Monotributo. y digo tuvo que ser porque no me lo he leido, evidentemente...jajajaajaja...Pero la respuesta muy buena. Una cosa es tener el autoestima bien alto, otra presumir de ello...Estoy de acuerdo, se pierde el encanto...