lunes, 25 de agosto de 2008

Soñé un sueño.


Esta noche he soñado que resucitabas, abrías la puerta con tu pequeña patita y nos pedías comida bajo la mesa, habías sabido llegar a casa desde el sitio en el que hubieras estado todo este tiempo y te abrazaba preguntándote; ¿te vas a quedar para siempre? Y me respondías lamiéndome la cara, aún te recuerdo resguardándote del dolor en mi cama, suplicándome con la mirada que te calmara. Estés donde estés siento como si siguieras aquí, durmiendo en mi sofá, ladrándole al periquito, abrazándome cuando estaba triste.

4 comentarios:

Edu dijo...

jo.... Ojala los sueños se hicieran realidad, aunque solo fuera por una vez...

Anika dijo...

Sí, ojalá hubiese una lámpara mágica. Muchas gracias por estar ahí, no sabes lo importante que es.

Edu dijo...

Es un tremendo placer, y lo sabes!

ah, me debes un ring!

Anika dijo...

Un ring? Ah,te refieres a que te debo una llamada no? Según como te portes esta semana, que ya se acaba la promoción,XD.