viernes, 2 de mayo de 2008

UN OSO EN LA CALLE.


Ayer paseando por la calle, iba tan tranquila reflexionando...y de repente veo un oso gigante de peluche en mitad de la acera, la calle silenciosa, oscura, no se oía un alma y de repente ves a las dos de la mañana un oso de peluche gigantesco con la boca abierta. Qué queréis que os diga, me pegué un susto que no veas, pensé; "si me acerco seguro que explota y me lleva con él", aún así me acerqué lo suficiente para hacerle una foto.

2 comentarios:

El Abogado de Sofía dijo...

¡Qué poca sensibilidad...! ¿Cómo pudiste dejar allí abandonado, desamparado, a ese pobre e inocente osito?

Bueno, ya en serio, quizás se trataba de una especie de broma. Alguien habría dejado el oso allí y, colocado a cierta distancia y oculto, grabaría con una cámara de vídeo cómo reaccionaba la gente ante el oso. No me extrañaría nada que después esos vídeos los colgaran en youtube.

Hay gente para todo...

¡Un saludo, guapetona!

Anika dijo...

Jajaja, pues no lo había pensado, si fue así, ya tienen una pardilla más de quien reirse. Un besico!