domingo, 30 de marzo de 2008

SIN PEZONES SÍ HAY PARAÍSO

Ni encajar un rodillazo en salva sea la parte, ni caer boca abajo a plomo, ni un inesperado tirón de pelo, ni el más contundente placaje. Ni siquiera el archiconocido piquete de ojos. Nada de eso asusta tanto a los luchadores de Wrestling como que les retuerzan los pezones.
Así es, amigos. Aunque parezca mentira, los hombretones del Pressing Catch también tienen sus debilidades. Aunque la peor de todas, la que les hacía sentirse más vulnerables, ha pasado a la historia.
Estos superhombres se han erigido en la vanguardia de la condición humana y ya experimentan en sus carnes hacia dónde sigue la evolución de la especie: ¡ya está aquí el hombre sin pezones!
Así lo demuestran unos carteles exhibidos en EEUU con las principales figuras de la más conocida asociación de lucha libre profesional de todo el mundo. John Cena, Randy Orton, la Bestia Batista, el Rey Mysterio, el Enterrador… Todos ellos aparecen con sus poderosos pectorales, pero desprovistos de estos pequeños accesorios.