viernes, 28 de marzo de 2008

PELUSA


Mi pequeña pelusa despistada, mi pequeña golondrina de chocolate y tiramisú, prosigamos este ritmo de tenernos más en cuenta, de contar la una con la otra sin tan siquiera sospecharlo, compartamos los buenos y malos sentimientos, las fantasías y las promesas que nos quedan por cumplir, no me sueltes la mano a bordo de este barco de papel.

¿Te he dicho alguna vez que te quiero?