domingo, 23 de marzo de 2008

Y LA LLUVIA NO CESA

Aún sigue lloviendo,
prometiste que vendrías a sorprenderme algún día,
que te mirarías en mis ojos
que velarías mis sueños y acallarías mi alma inquieta.

Algo en mi te espera,
sin saber si llegarás,
sin saber por qué sigo aquí.

A veces te maldigo,
me enfado porque no te tengo aquí,
pero siempre con la certeza de que te seguiré esperando
aunque me equivoque, aunque pierda.