lunes, 3 de marzo de 2008

MIL BESICOS

Gracias cariño,
por darme ese abrazo que tanta falta me hacía,
por esa tarde de conversaciones inacabables
que tanto añorábamos,
por escucharme
y por mimarme de forma incondicional.
Gracias cariño mío.