jueves, 27 de marzo de 2008

EXTRAÑOS DÍAS.

Que días tan extraños ¿no?

Os noto muy distantes, lejos...no sé por qué, me gustaría teneros cerca y abrazaros, poder dejar los escudos , los piques tontos y decir las cosas como se sienten.
Tengo ganas de arder y de llorar, en un momento me repongo y me apetece reír, quiero alcanzarte pero te vas sin despedirte de mí.
Extraño, no sé si el mundo o yo.

¿Aún hay gente que no sabe que la quiero?

Procuro decíroslo cada día, aunque a veces me cuesta,pero si me falla la memoria, pegadme un toquecito de atención, que a veces es necesario.