viernes, 7 de marzo de 2008

ETA VUELVE A ASESINAR

El ex concejal socialista de la localidad guipuzcoana de Mondragón Isaías Carrasco ha muerto en el hospital tras recibir tres impactos de bala por la espalda, dos en el hemitórax y uno en el cuello, en presencia de su mujer y su hija a pocos metros de la puerta de su casa, a manos de ETA. Los disparos fueron efectuados por un único individuo, mientras una segunda persona esperaba en un vehículo.
Ingresó inconsciente 20 minutos después en el Hospital de Mondragón y sufrió dos paradas cardiorrespiratorias antes de que los médicos certificaran su fallecimiento a las 14.40 horas.
Los ex concejales socialistas están obligados a mantener la protección personal después de los comicios, algo que ocurrió en este caso, pero a partir de los seis o siete meses posteriores pueden renunciar de forma voluntaria. Carrasco comunicó esta decisión a las autoridades a finales del año pasado.
De él, el candidato socialista al Congreso y presidente del PSE/EE de Guipúzcoa, Miguel Buen, ha afirmado que "siempre estaba dispuesto a trabajar por el PSOE" y "siempre estuvo al pie del cañón en un lugar difícil como es Mondragón".
Personas de su entorno así como del partido han destacado que había renunciado a llevar escolta.
En el momento de su asesinato, Isaías Carrasco no desempeñaba ningún cargo público, y trabajaba en la empresa
Bidelan, concretamente de cobrador en un peaje de la autopista A1 a su paso por Vergara.

En declaraciones a CNN+, una testigo explicó que escuchó los tiros y al asomarse a la ventana vio al hombre tendido en el suelo junto a su mujer, que lo abrazaba mientras su hija intentaba auxiliarlo entre gritos de "¡Asesinos, asesinos!". La testigo pudo ver cómo el ex concejal tenía el pecho ensangrentado.
El fallecido, que trabajaba en una empresa pública, se presentó en el sexto puesto de las listas electorales del PSE en las
elecciones municipales de 2007. El juez de la Audiencia Nacional Fernando Grande-Marlaska, que se encuentra de guardia esta semana, ha abierto diligencias para investigar el asesinato.
Las Fuerzas de Seguridad buscan un vehículo Seat de color gris, probablemente un modelo Córdoba con la matrícula BI-7185-CN, en el que pudo huir el autor del atentado junto a otro etarra, según informó el consejero vasco del Interior, Javier Balza.
La campaña, suspendida
La noticia
sorprendió al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, en un mitin en Málaga, informa Marisa Cruz. El presidente andaluz, Manuel Chaves, tenía la información, pero decidió no comunicársela inmediatamente. Una vez que terminó el discurso, el jefe del Ejecutivo recibió la noticia y se puso en contacto con el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba.
Zapatero se desplazó a Madrid para analizar junto a Rubalcaba los pasos a dar en las próximas horas. El PSOE y el PP
han acordado suspender la campaña, que debía concluir a medianoche, y se reunirán en el Congreso a las 19.00 horas.
El
último asesinato de ETA fue el de dos guardias civiles en la localidad francesa de Capbreton. Los agentes fallecidos fueron Raúl Centeno Bayón, de 24 años, y Fernando Trapero Blázquez, de 23, que murió tras permanecer unos días en el hospital.
Con la tregua aún vigente, el 30 de diciembre de 2006, la banda terrorista
mató a los ecuatorianos Carlos Alonso Palate y Diego Armando Estacio en la T-4 del aeropuerto madrileño de Barajas.
La última vez que ETA
asesinó a un concejal socialista fue en marzo de 2002. La víctima fue Juan Priede Pérez, entonces el único concejal socialista en Orio (Guipúzcoa).

2 comentarios:

frankimiko dijo...

Hola Anika, aprovecho para escribir un comentario a cerca de este tema tan espinoso.
Me gustaría que todo esto tuviese un fin, que nadie en el país vasco ni en el resto de lugares saliese a la calle con miedo, que nadie fuese extorsionado. Pero es muy difícil llegar a una solución. En algunas ocasiones me pregunto si negociar con una banda terrorista ha sido acertado o no, si no creo recordar mal los últimos cuatro presidentes lo han hecho sin llegar a buen puerto. Quizás haya que hacer muchas concesiones, quizás ni dentro de la misma banda de tarados se pongan de acuerdo. El tiempo parace demostrar que no es posible una negociación similar a la llevada a cabo en Irlanda.
Y que pasa con la memoria de las víctimas del terrorismo, con la justicia, con la moralidad? Visto desde esos habitantes del país vasco que salen cada día a la calle con miedo (políticos, militares, fuerzas del estado, comerciantes...) no sería tan descabellado una tregua, pero visto desde las víctimas se estaría faltando a la justicia, a la verdad. En fin, es algo que no tiene una fácil solución. ¿Que te parece?

Anika dijo...

Buf, yo de estos temas no sé lo suficiente pero lo que sí está claro es que ETA no va a dejar de asesinar, con negociación o sin ella, con tregua o sin ella, ya que son una banda de desquiciados mentales que matan indiscriminadamente.Como dijo Zapatero;a través de la negociación se ha conseguido reducir el número de muertos, sí, tal vez, pero no se ha eliminado el problema,así que,¿solución? PUes no lo sé.